domingo, 16 de octubre de 2016

El universo es parte de ti.




Bajo un par de ojos verdes que destellan el verde rubí de un alma en un bosque encantado, tú escondes esa pequeña luz que apenas se asoma.
Es una luz tímida y tibia, como la luz de una blanca mañana.
Tal vez es así porque desde muy chica esa luz ha tenido que esconderse de los avatares de la propia vida.

Tú mirada, tal vez a veces evoca a una historia triste que nunca se quiere contar en los días buenos.
Tal vez es por eso, que el universo te debe mucho más de lo que tú le has entregado en el pasado a manos llenas.

Porque el universo que lo es todo, te tiene reservado más que un crisol de buenaventuras y soles.
Y esa soledad que a veces se asoma, será un pasado solo de historias.
Un ayer de un montón de batallas rotas.
En donde el dolor solo será un triste recuerdo. Recuerdo deslucido porque no tendrá la fuerza de una nostalgia que evoca.

Hoy bajo la luz de una luna nueva.
Tu vida es una esperanza que logra.
Porque ahora lo puedes todo con solo querer intentarlo.

Lo puedes todo, porque sabes que en la vida que es maravillosa.
Y que en su corto camino, en el cual nos consumimos todos tan rápido como en un parpadeo al abrir y cerrar de ojos.
Te tiene reservado un pedazo de tú propia historia.

Historia que será para ti una historia inaudita en un construir continuo.
Porque seguirás amándote como ahora lo has descubierto.
Ya no necesitarás que los demás valoren tu brillo con luz propia.
Porque tu propio sol ahora brilla intensamente iluminando a la vida de cada uno de ellos. 

Hoy tu belleza interior colapsará  a las noches grises y tristes del otoño.
Y la luna en su esplendor nocturno iluminará tú ser con sus propias alegrías, que ya no serán historias pasajeras.

Eres hija del sol en una nueva mañana.


Poesía
Miguel Adame Vázquez 
16/10/2016.

Con cariño Rosalinda hija del sol.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.