viernes, 10 de noviembre de 2017

Esta vez fue de otros



Y apareció un punto en el papel
mancha indeleble en el libro que vivimos
¿acaso será una distracción de las cosas importantes?
solo me detengo a observar sin intentar salvarme.

No puedo evitar tocar su imperfección
la esperanza se borra del libro de la vida
cuando nacen las excusas es la historia
que escribimos juntos.

Decidí prestarle atención a eso que fue ajeno
sin tan siquiera saber de dónde venía
siempre será decidir con un cheque en blanco
un azar en el limbo de las mentiras.

Verdades que se desbaratan
con un nombre que nunca decidió no ser visto
nada lo detuvo y la voz se convirtió
en una conversación desesperada.

Así que respiro despacio
y con el avance de la noche
el frío poco a poco se va apoderando
de mi cuerpo como un objeto inerte.

El vacío fue un sueño profundo
me hizo volar en caída libre,
solo me importo saber cómo llegaría al suelo
nunca fue el vuelo al precipicio lo que llevó al vacío.

La mente descarga tanta electricidad como necesita  quiere despertarse del letargo que ahoga a los sueños, solo me muevo como si la vida se me fuera
de las manos y vivo.

En un pedazo de papel
escribiré el lienzo que soñé para tu vida
será muy despacio y sin prisa
borraré el rumor que adormeció a mi vida.

Duermo sin la tinta que ahoga a la memoria
despertaré con la esperanza
de poder volver a ver
sin la mente vacía.

Nunca quisiste ser el ombligo del mundo
y no lo fuiste hasta que los monstruos dolientes
generaron tanto odio en el subconsciente
que la cicatriz esta vez fue de otros.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
11/11/2017.










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

En un cielo anaranjado

Te soñé navegando en las aguas del olvido ¿Como son?, me preguntaste, son inmensas tan azules que se pierden en un efímero respiro. ...