sábado, 11 de noviembre de 2017

Siempre encontraremos la forma .





Cada minuto es diferente
nada es inútil en esta esfera que rueda inconsciente aunque no sepamos a dónde van todos los días
sencillamente pasaremos.

Nunca dejaremos de fluir con el tiempo
aunque apresuremos los segundos
y les contamos los pasos
ellos caminarán seguros cada vez que quieran ir lento.

Solo tenemos que reconocer en esta vida
cuál es nuestra manera de escuchar viéndonos,
nunca abandonemos
las otras formas de entendernos.

La letra fue muy torpe y borrosa
cuando decidieron insultarnos,
los ojos que nos juzgan siempre
morirán por lo que no tenemos.

Cuando ya no quede un solo árbol
y la ceniza nos cubra con su velo inerte
y el aire sea solo polvo, no desistas
florecerá la vida de ese páramo triste.

No sientas vergüenza al escuchar los gritos de la muerte
ella nos querrá desnudar impaciente
pero ánimo
aparecerá la culpa a la cual le teme.

La palabra de este mundo es solitaria y vacía
pese a todo ello seguiremos iluminados
bajo la sombra que siempre reconforta.

Encuentra la manera de revivir tu fe quebrada
aunque solo tengas para ello
una gota de agua
será suficiente para reverdecer las rosas.

No temas a él mañana triunfará la verdad sobre la codicia, esa que desprecia a un cielo azul y esplendoroso, aunque cada minuto sea diferente
nunca fallará la memoria para poder quererte.

Nunca olvidemos a la amenaza que es oculta
esa que esconde a el verdadero verdugo
que como enemigo nos prefiere ver muertos
que heroicos y heridos pero fuertes.

Encontraremos todas las respuestas
a las preguntas que nacieron
nunca se nos acabará el tiempo será suficiente
para no darles el gusto de llorar por ello.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
12/11/2017.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

En mil pedazos de un olvido

Lo han destrozado la luna bajo la sombra es testigo se esconde en la penumbra enmudecido por el ruido de la lluvia bajo su som...