miércoles, 22 de mayo de 2019

Cuantas veces

https://youtu.be/pPOrGeb3GDU

Segundo vídeo.

Iniciemos un nuevo proyecto con mucha ilusión con Freddy Piedrahita por favor compartan, muchas gracias.


Solo me bastó un instante
para convertirme en un prófugo de las palabras,
nunca aprendí a callarme
si lo hubiera hecho
no sería la piedra en el zapato
que siempre incomodó.

Preferí vivir en la profundidad de los rostros ajenos,
sin falsedades,
sin extrañar el lado más cómodo del silencio,
sin los límites que vagan desafiantes
como si fueran espacios interminables
para poder reír.

No sé si soy feliz,
no me atormenta el saber lo que piensas de mí,
pronto te irás con el tiempo
como si fueras esa camisa de moda
que se esconde en el olvido
de un efímero recuerdo.

Preferí una tarde serena
en la que pudiera recargar mis ideas,
tal vez siempre fui un ingenuo
por no separar mis letras de tus pensamientos
nunca me importó usar un corrector de estilo,
que nunca sepas lo que pienso de ti.

La escritura siempre tuvo reservadas
las mejores ideas para mí,
proliferaron como si fueran
un montón de hormigas que trabajan fuerte
con el único propósito de huir de la soberbia,
ese alimento que causa sordera y dolor sin amor
así lo he pensado siempre.

Nunca morí cuando tú lo dijiste,
me hiciste ver como un dolor iracundo
que hierve con el deseo
cada vez que escucha los rumores expuestos de un otoño
que adorna sus pensamientos
con las hojas secas de una desolación.

Cuántas veces
has recitado un sermón funerario en mi honor,
pero no me muero
sigo aquí,
respiro casi igual que ese bebé que nació hoy.

Los días ahora son débiles
aun así no vivo obsesionado con las cosas
algún día seré yo quien te lleve rosas a tu funeral,
la vida en su primavera
siempre ha guardado su calor para mí.

Solo me bastó un instante,
me convertí en un prófugo de las palabras
nunca aprendí a callarme
si lo hubiera hecho
no sería el narrador de mi propia historia,
esa que siempre vivió para hacerme reír.

Soy un prófugo,
de cada unas de mis palabras,
así soy feliz,
viendo como te lamentas
de cada momento que sonrío
a pesar que las noches se acortan traviesas,

cuantas veces más será así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

Transgredir sin desobedecer

Transgredir sin desobedecer  soy un transgresor de ideas ocultas  me gusta contravenir  el precepto que viene de mí. Es como...