jueves, 30 de agosto de 2012

No existe nada.





No existe nada que cure la solemne soledad.
Ya la ausencia de un momento compartido no lo sabe saborear.
No existe nada que un corazón testarudo y arraigado pueda superar.
Las cicatrices están muy arraigadas ya los caminos se surcan al llorar.
No existe nada que un silencio buscado pueda hacer olvidar.
Y que el olvido involuntario no pueda engañar.
No existe nada que unas cuantas prosas en sus rimas y estrofas no pueda sabotear.
No existe nada que permanezca enteramente intacto con un insulto mal pensado y que esconda la maldad.
No existe nada que pueda curar la sola presencia de un recuerdo vivido que se dejo marchitar.
No existe nada que resulte totalmente indispensable cuando no se quiere cambiar.

Poesía

Miguel Adame Vázquez.
Abril de 2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.