sábado, 25 de agosto de 2012

Va oscureciendo.


Va oscureciendo.
Y yo sigo aquí tejiendo mis sueños.
Inventando ver al cielo las estrellas para no seguir imaginando tus sabanas tibias que envuelven a tu cuerpo.

Va oscureciendo.
Sigo creyendo que en la noche construyo todos mis anhelos.

Va oscureciendo.
Y sigo aquí incendiándome con todas mis poesías para poder consumir el fuego que tengo para poder estar a tu lado envuelto en tu cuerpo.

Va oscureciendo.
Solo escucho el susurro de la marea que con su suave oleaje navega.
Quisiera poder ser sumergido en la dulce ilusión de la locura de poder tocar cada uno de tus besos.

Va oscureciendo.
Y sigo aquí esperando como todas las noches.
Que nunca se acabe nuestro tiempo.


Poesía 
Miguel Adame Vázquez.

Agosto 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.