sábado, 19 de septiembre de 2015

La vida tiene otro paisaje.





Tu alma está vacía.
Las ilusiones que construiste con tanto esmero se han vuelto un montón de tristezas.
Las circunstancias de tu vida pasada son un montón de pesares inconclusos.
La tormenta del recuerdo malsano desfiguran tu rostro robándote  poco a poco la sonrisa que débilmente te resistía.
Ya no quieres seguir sintiendo esos pensamientos que te angustian y que te roban la voz y te amargan el poco aliento que te queda.

No quieres ser un mar de lágrimas que  caen por un rostro inexpresivo por la soledad que envuelve.

Por más que buscas la salida al laberinto de tu vida descubres que no basta con cerrar los ojos y no volver a pensar más en lo que ata y duele.

Resiste, no desistas a escribir tu propia historia.
La valentía es una belleza de tú alma pura e innata. 
No tengas miedo a un futuro que te espera con los brazos abiertos.
Tal vez duela dejar ir, pero es necesario nunca desistir en una vida que no se trunca y que es un vaivén que siempre continúa hacia delante.

Observa en tu interior y veras renacer un manantial de aguas cristalinas que emergen con fuerza y coraje.
Con esperanza bloquearas la oscuridad que te controla.
Y veras la luz y sentirás el calor de los rayos del sol que te abrazan.
Serás más fuerte que el odio que te atrapa.
Confía en ti.
La vida tiene otro paisaje.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez.
19/09/2015.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.