sábado, 12 de septiembre de 2015

Lejos de aquí está nuestro amor.



Siempre he disfrutado 
la compañía de la soledad.
Aquella que ama cada sentido de mi ser.
Tanto como aquel viejo piano 
que canta solo para mí 
en aquellas noches de infinita tranquilidad.

Y repente.
Apareces tú.
Interrumpiendo mi pensamiento concentrado entre líneas y hermosas figuras negras que bailan delante de mí 
para caerse estrepitosamente 
en un solo pensamiento 
que lleva tu nombre.

Llevan los recuerdos de aquellos besos
que fuiste dejando poco a poco 
como versos tatuados en cada rincón y en cada pliegue de mi piel.

Llevan el recuerdo de tu ternura 
al amarme.
Que me hace extrañarte precisamente ahora en la profundidad de la noche.
Y es cuando mis manos vuelven a dar impulso a esas hermosas figuras negras que se pierden entre líneas al hacerlas volar frente a mí llevándose tu recuerdo nuevamente lejos de aquí.



Yo también amo aquel momento eterno donde el silencio y la oscuridad me acompañan.
Amo aquel momento  donde mis oídos se hipnotizan con tu canto.
Piano que es testigo de los años que pasan  velozmente.
Testigo mudo de innumerables batallas que aveces se pierden y aveces se ganan.
Bajo tu hermosa melodía mis pensamientos se vuelven sublimes.
Y como un simple escribano voy redactando los versos de tu propia mano.

Piano testigo del gran amor que nació algún día y que sigue grandioso e intacto.
Como aquellos primeros momentos donde mis ojos me delataron.

Llevo en mi piel tatuado tu aroma.
Como fieles rosas que se saben amadas te sigo deseando.
Porque mi destino estaba escrito que sería a mi lado.
Tu siempre lo supiste.
Historia de amor que aveces no encuentra su gloria.
Pero que a cada latido uno más sus corazones.
Solo el universo es testigo del poder que emana de sus pensamientos unidos.

Llueven los recuerdos estrepitosamente 
en un solo pensamiento 
que lleva tu nombre.

Llueven los recuerdos de aquellos besos
que fuiste dejando poco a poco 
como versos tatuados en cada rincón de mi alma.
Solo la noche es testigo silenciosa de las innumerables batallas que nuestro amor a ganado.
Y seguirá ahí.
Ese piano estoico narrando con su silencio tú recuerdo amado.

Poesía 
Julieta C. Y Miguel A.
12-09-15

http://poesiasmigueladame.blogspot.com/2015/09/lejos-de-aqui-esta-nuestro-amor.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.