miércoles, 18 de abril de 2018

El nuevo mandamiento



Deberías amar dice el mandamiento
¿pero qué hacemos?
solo ahorramos el tiempo
esperado siglos para entregar un amor eterno.

El amor no se hace con palabras
no son las heridas que derraman dolor en su ánima
un racimo incalculable de miradas
las letras con hechos son un amor que lo cubre todo.

Exilié para siempre las mentiras
un corazón no aguanta el frío desorbitado
de una intuición que arrebata
preferí envejecer con las letras y sus sueños lejanos.

La boca muerde a gritos la orfandad del abandono
es miserable la condena, me atreví a sentir
está prohibido enamorarse en un mundo malo
terminé ahogándome en el desierto sin abrazos.

Estoy cansado de buscarte
de llorar en silencio, ardiendo sin poder salvarme
un poeta sabe escribir su nombre muchas veces
lo difícil es borrar la ausencia que te abandona.

Siempre busqué un cómplice de aventuras amadas
pero el cansancio me ganó la esperanza
ya no recuerdo nada, el silencio es oscuro
el tiempo no me alcanzó para ver la luz cada mañana.  

Mi poesía nunca fue rival para el caos
olvidamos todo, aún nuestras eternas miradas
lo vigilamos todo, aún así no quedó nada
la esperanza del amor es cosa pasada.

Miguel Adame V.
18/04/2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

Erase una vez un hombre que con Amor nunca olvida.

Erase una vez un hombre era callado, solo sonreía, aunque el martirio en su interior fuese un grito en agonía. En este mundo nadi...