domingo, 1 de abril de 2018

Si tan solo hubieras sido tú



Si tan solo hubieras sido tú
sin el silencio de las sombras en la noche
sin el vacío de los muertos que se acomoda en la piel
sin la leve sonrisa de un aroma que emula a las rosas.

Sin los sueños inquietos
que trataron de convencerme que la palabra es mejor cuando no sale por los labios tristes y solos
que hubiera sido mejor no herirte con lágrimas rotas.

Si tan solo hubieras sido tú
sin la zozobra de fingir que no me importa
sin las preguntas sumergidas en derrotas
sin el misterio de la muerte cuando se ignora.

Sin el temblor en el cuerpo por la agonía
de no saber lo que se oculta con la voz imprecisa
de un aliento que se aferra a un pensamiento alborotado por el consuelo que nunca se dobla.

Si tan solo hubieras sido tú
no existirían las cadenas en mis sueños
tus ojos verían los paisajes más sublimes
de esa cañada arbolada por el furor de tus ruegos.

El canto mañanero de un jilguero
no hubiera renunciado a cantar en tu ventana
con el temor medroso de querer revelar
el secreto mejor guardado en tus labios marchitos.

Si tan solo hubieras sido tú
las cosas del pasado no serían memorias ausentes
en un abismo de dolor que ha perdido la memoria
por el abrazo intenso que se fue de prisa de tu lado.

La distancia no hubiera perdido el rumbo fijo
en un otoño turbio del olvido
la lluvia salvaje no destruirá nunca el nido
las piedras ensangrentadas no serían el último camino.












No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

Duele

Duele decir que no duele duele la pobreza duelen las ausencias duele el rencor sin respuestas. Duele el aire que respiro si...