jueves, 6 de julio de 2017

La verdad siempre será libre.


Se murió la carnada que invadía mis historias, 
se fue con el orgullo roto y enfermizo.

Ya no soy más un ciclón apagado 
por un viento invadido en la discordia.

Se fue el odio que consumió a mis sueños, 
nació poco a poco nuevamente el deseo 
de sostener la mano de aquel que es presa 
de la maldad de este mundo.

Nunca más el ocaso será un frío 
que estalle sobre mi cabeza,
mis últimas lágrimas serán de una furia 
que se libera de unas palabras 
que se ahogan en la fuerza de la verdad.

Lo puedo decir.
El tiempo venció a la oscuridad marchita,
las noches y los días 
ahora son tu última mirada eterna,
la vida se te va de las manos, 
se escurre tu esperanza en un perdón 
que nunca será lo suficientemente 
para que vivas en paz.

Me robaste mi orgullo,
ahora es algo que he recuperado 
con creces, quedaron cicatrices,
pero no hacen mella en mi interior.

La verdad siempre será libre, 
como el clamor de justicia al ser escuchado,
mi voz es una palabra fuerte que cuida tu amor.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
06/07/2017




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.