jueves, 26 de julio de 2018

La tierra




La tierra arde,
el fuego devora los momentos
que el temor no paraliza,
voces que nadie escucha en el último abrazo,
antes de encontrar la salida,
cenizas,
el peligro es un asesino que nunca avisa.


Agua,
llueve a cántaros,
como si el cielo quisiera vaciase de algo,
del odio inconsciente de las personas con avaricia,
que prefieren matar la cosecha
que regalar un gramo de harina para saciar el hambre.


No tuvimos tiempo,
el agua creció hasta llegar al cuello,  
ya no habrá ningún desierto
que en sus espejismos se burle de la sed eterna que tenemos.


El sol,
calor inmune
que consume poco a poco el pensamiento,
hasta quedar como un manantial seco
consumido por el estéril amor que ya no traemos adentro.


El aire,
nauseabundo dolor que envenena a los cuerpos,
los pájaros yacen en el suelo,
inertes,
ya su canto es comida de roedores fervientes de un solo deseo.


La tierra,
estamos destruyendo la tierra
no vemos los mensajes del cielo
morimos sin ruegos,
viviremos si no somos ciegos.


El mute

26/07/2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

En mil pedazos de un olvido

Lo han destrozado la luna bajo la sombra es testigo se esconde en la penumbra enmudecido por el ruido de la lluvia bajo su som...