lunes, 7 de noviembre de 2016

A la luz de mis ojos y alimento perpetuo de mi corazón.


Como un parpadeo en el infinito cósmico han sido los momentos en los cuales tus ojos han visto lo glorioso del firmamento.

Los años por tu vida han pasado velozmente, como ráfagas de luz que iluminan la memoria. 

Así han sido los millones de momentos en los cuales tú, todo nos has entregado.

No me he dado cuenta de la inmediatez de la vida que transcurre alegre.
Porque mis días a tú lado han sido como un suspiro momentáneo que otorga la sagrada vida.

Cuan hermoso ha sido el privilegio de poder amarte.
Y poder proteger tu vida en diecisiete años que son más que gloriosos.

Eres y seguirás siendo un maravilloso recordatorio.
Que el amor en la vida es la base de todo.

Tú has sido lo más maravilloso que en este mundo nos ha pasado.
Porque tú nos has enseñado lo que es amar a alguien por encima de tus propios intereses.

Me has entregado la oportunidad de poder aprender todos los legados de nuestros grandes antepasados.

Nunca tendré las suficientes letras en un verso para poder expresar cuánto te amamos.

Ahora que te veo creciendo en espíritu y te contemplo.
No puedo más que sentirme satisfecho por lo mucho que nos has entregado.

Siempre seré un ser orgullosamente iluminado  por la mujer que en ti con el paso de los años ha llegado.

Pronto, muy pronto, tú construirás tú propio camino.
Y no viviré en ninguna angustia que es ajena.
Porque sabré que tú en la vida has ganado.

Tú historia será una historia gloriosa.
Y el mundo sabrá de las huellas que has dejado.

Nunca podré poner en palabras precisas todo lo que te amado.
Y solo me queda seguir agradeciendo al creador la oportunidad que he tenido contigo.
Por poder ser para ti como una pequeña sombra protectora.

Cuando naciste, nació la hermosura de un ser que llega con la luz de las estrellas.
Porque tú eres y serás siempre para mí la más bella muestra de amor qué hay en este mundo.
Tú me has enseñado que el amar es un bálsamo en nuestra existencia.

Nunca existirán en mi corazón la melodía exacta que describa cuánto te amo.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
07/11/2016.


A la luz de mis ojos y alimento perpetuo de mi corazón.
Gracias por darme la oportunidad de ser tú padre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.