jueves, 10 de noviembre de 2016

Suspiro para no morir.



Suspiro para no morir.

Y tener que quedarme con la rabia de una esperanza perdida.
Es muy cierto que lo único seguro que tenemos, es una noche conclusa que llegará a nuestro día.
Marchitando a nuestra inmensa ilusión por tener una vida mejor.

Suspiro para no morir.
Y no tener que volver atrás extrañándote, hasta tener que desfallecer de agonía.
Por los recuerdos de una vida que son muy cortos cuando se vive con la culpa de dejarse  ganar sin vencer.
No quiero sucumbir al dolor final de tú estampa de vida.

Suspiro para no morir.
Y olvidarme de todos los ojos que solo te ven discurrir por la tierra.
Pero que en ningún momento de su existencia exhalan un súbito grito de amor.

Suspiro para no morir.
Que tener que dejar mi herencia iracunda de memorias robadas.
Prefiero escribir la mejor versión de mi historia y no vivir.
Con el remordimiento a caudales por lo que no pudo ser.
Suspiro para no morir.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
10/11/2016.

Con mucho cariño para una luchadora incansable. 
Mi admirada Teresa Manzanares.
Que suspira para no morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.