martes, 1 de noviembre de 2016

Suspiros que atrapan la propia voz.

Que 


En un rincón del alma se encuentra atrapado más que un suspiro.
Es el reflejo de tu vida quien habla.
Porque cree que sigue jugando contigo.

Palpitaciones sonoras de una dicha que muere.
Eso son tus recuerdos que cumplen con la condena de tus más bajos caprichos.

Estalla en cólera tu memoria que es un dolor fallido.
Como si fuera solo un volcán iracundo que arroja sus más íntimos secretos perdidos.

Así vas tú por la vida, invadiendo los múltiples esfuerzos para poder encontrar algún momento oportuno.
Y poder alejarte del todo, de lo bueno que siempre has querido.

Tú paz es un montón de estrategias muy bien diseñadas.
Una a una vas apilando recuerdos en un montón de desgracias que se decoran con la gloria de batallas perdidas.
Batallas en las que suenan los tambores de guerra por la sangre batida.
Entre las pocas razones que huyen por seguir adelante con su voz y su vida.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
01/11/2016


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.