lunes, 5 de junio de 2017

Silencio


¿Cómo podríamos estar despiertos?
Si tu sueño habla de tener que estar muertos.

No es una anécdota que fluya sencillamente en el laberinto de las palabras.
Es un dolor angustiante que sangra por el esfuerzo de querer estar solo vivos.

Pero aquí está tu ataúd esperándote.
Se ha vestido de saco y pompa como si quisiera lucirse en una fiesta que emana dulces aromas de jazmín y rosas.

Tienes hambre y sueño eterno.
No es un vacío angustiante que pueda saciarse simplemente con la lectura de lo que será un buen principio de tu mismo fin.

Simplemente llegaremos a donde tengamos que llegar en su momento exacto.
Esperemos con calma que nos invada el silencio.
Porque ese instante será el mejor regalo en donde no está ya más tu voz.


Poesía 
Miguel Adame Vázquez
06/06/2017.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.