martes, 7 de marzo de 2017

Memorias.



No recuerdo la última vez que en mi interior tomé el control de las riendas de los recuerdos.

Mis memorias hicieron añicos a los momentos que vagaron perdidos en la inercia de una alucinación casi lúcida.

No recuerdo cuando fue la última ocasión que la incoherencia absurda se apoderó de mi total subconsciente.
Dejando a mis palabras en un gran motín de dolor.

No recuerdo el último momento en el cual la dispersión de mis ideas flotaron perdidas en un universo lleno de reproches.

No recuerdo el último momento en el que cual ya no pude respirar libremente y sentí la fuerte fijación enferma de aquel que lo controla todo.

No recuerdo el instante en el que me convertí en un pequeño títere inerte ante el vaivén de los caprichos de otros.

No recuerdo mi lugar en un mundo en donde la conciencia se fuga intranquila con el arrebato del valor de los sentidos.

Bendito es el momento en el cual recobre la memoria y aprendí a amar.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez 
07/03/2017.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.