lunes, 27 de marzo de 2017

Tu silencio será ahora una mirada vacía.



Cuantas veces evite que te rompieras en mil pedazos.
Nunca me importó tener que quebrar mi vida.
Preferí manejar mi dolor que ver tu herida con un sufrimiento lleno de cicatrices inútiles.
Simplemente te deje mi amor como un sacrifico perfecto.

Nunca debí humillar mis sueños para soportar todos tus defectos.
Debí gritar No cuando solo el Sí era la única respuesta.
Solo termine siendo un escudo viviente de tus propios afectos.
Un egoísta indolente al no poder dar mi amor con los límites fuertes.

Hoy mis letras trajeron oscuridad a tu vida.
Tal vez fue porque la soledad necesitó de tu compañía.
Tu silencio será ahora una mirada vacía.
Ahora solo seras un rincón roto, la deuda contigo siempre sera invisible por tu falso amor. 


Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
27/03/2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.