martes, 28 de marzo de 2017

Hasta la última salida




Hago maletas por si algún día el vacío se cansa de tanto esperar.
Y de pronto por el silencio tendencioso de la intolerancia tomo el camino del no regresar.
Hoy sigo disimulando que todo está más que perfecto.
Pero la verdad es que me sigue faltando el aire por las noches para poder respirar.

Ya no quiero seguir discutiendo con palabras banales y necias.
Es infructuosa el habla marchita que amaga con cortar las palabras que salen de mi boca.
Prefiero refugiarme en un momento perdido y solitario.
Que tener que vaciar una cólera que solo provoca amargura y maldad.

Tal vez sean los años que se acumulan sin mucha gloria.
Porque es más fácil cerrar los ojos con el cansancio de la misma intolerancia.
Que afrontar los problemas que ocasiona un hartazgo crónico e impersonal.

Hoy dejaré que  los discursos que he pronunciado por muchos años se acumulen en una sola salida.
Poco a poco les prenderé el fuego de la indiferencia que no se apaga con la culpa.
Caminaré sin ningún arrepentimiento genuino.
Hasta la última salida que la imperfección me dejo a cambio de poder sobrevivir.

Poesía
Miguel Adame Vazquez.
28/03/2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.