lunes, 20 de marzo de 2017

Me apresuro a resguardar mi cuerpo.



Me apresuro a resguardar mi cuerpo.

Pues estoy seguro de que pronto llegará el viento con el frío en sus brazos. 

No se detendrá pues a la oscuridad le gusta acariciar el poco calor que todavía conserva la vida como su bien más preciado.

El viento del norte querrá colapsar mis pulmones llenándolos de una tristeza que nunca termina.

No me restarán con ello las palabras para poder pronunciar de alguna forma algo del vacío que a veces en mi interior siento.

Porque a veces prefiero mantenerme solo observando y quieto.
Solo con el silencio que contempla a todo lo que le sucede a su alrededor.

Es mejor así que vivir del bullicio de un montón de palabras vacías y necias que no se procesan un poco antes de salir a la intemperie.

Me apresuro a resguardar mi cuerpo.

Antes de que llegue el frío con su noche y arrase con todas mis palabras.
Y mudo tenga que volver a dormir.


Poesía.
Miguel Adame Vazquez 
20/03/2017.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.