martes, 12 de septiembre de 2017

Más allá de la verdad


Más allá de la verdad 
se encuentra la mentira cotidiana 
que disimula con una sonrisa 
el vacío de su desdicha.

Ahí es donde la noche es cobarde 
y no puede mirarnos a los ojos,
es taciturna en su desvelo anunciado 
solo sobrevive por los ladridos de los perros 
que en su alerta pregonan la rebeldía 
de aquellas estrellas que saben esconderse
entre las nubes oscuras de un pensamiento lejano. 

Solo tu mirada eterna atrae a mis recuerdos 
esos que me reclaman por lo mal que en la vida 
he querido a todos,
solo en esa pausa inmediata y fría 
he sido capaz de contemplar a mi cuerpo 
y mirar las consecuencias de un rechazo lastimero.

No necesitan decirme que el odio envenena
a las palabras, lo sé porque a cada una de ellas 
el rechazo es más poderoso que una vista 
que disimula ser ciega.

Quisiera poder leer solo alegrías, 
pero nada puedo hacer por ti en este día, 
tendrás que sobrevivir como yo a esa mañana fría 
que nunca se apura por amanecer radiante. 

Quisiera poder alejarme de las penumbras 
de la cruel pesadilla
pero nada puedo hacer si tu dolor no se olvida.

Más allá de la verdad 
se encuentra la mentira cotidiana, 
ahí es donde la noche es cobarde 
porque no puede mirarnos a los ojos 
y robarnos lo que nos queda de alegría.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
12/09/2017.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.