domingo, 17 de septiembre de 2017

Ya no mires más al cielo.



Quiso ser dueño de una deidad 
pero fue profano pensar escalar 
uno a uno un montón de peldaños, 
fue un juego insensato 
que solo lo dejó repleto de mártires 
regados por todo un ocaso pagano.

Tembloroso y convulso 
agitó sus memorias para así intentar 
encontrar todas esas respuestas 
que tanto había buscado en un cielo lejano, 
solo encontró innombrables instantes 
que se opusieron con dogmas 
a lo nunca antes nombrado.

Su cuerpo ahora se despedaza 
intentando sostener con una mano 
a la única verdad que no lo había traicionado,
es inútil ignorar lo que es más que evidente 
se encuentra desnudo en un instante 
ante las mismas preguntas de siempre.

Todas sus preguntas añoran un minuto de silencio 
todas sus dudas ruegan sentir únicamente la soledad
solo le basta con poder escuchar 
solo le basta con observar a la luz 
que ilumina a todo lo que quiere brillar, 
su esperanza y angustia siempre tendrán 
su fortaleza segura,
porque nunca más su confianza 
podrá ser reducida a ruinas.

Solo le basta con dejarse amar
y encontrará la paz 
que tanto en silencio 
ha implorado a escondidas.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
17/09/2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

Soñar con amar

Fuiste un tesoro diligencia necia y errada laberinto sin miedo intrincada víctima de la ignorancia pagana. Enloqueciste mal...