viernes, 15 de diciembre de 2017

Contador de sueños



Tu mérito fué presagiar
a un milagro impuesto,
vivir de la letra que se ajusta
a los ritmos de un habla escrita
que no escucha,
con la angustia temerosa
por almacenar en poemas
las dichas gloriosas.

Nunca saque la medida exacta
de las tristes consecuencias
de contarle a el mundo mis sueños,
ahora solo veo su largo grito
que pregona auxilio,
nadie me enseño a no solo querer
tener amor del bueno.

Tarde que temprano
dejaré de recordar
porqué la gente se arremolina
por querer vivir solo un segundo,
ahora lo comprendo todo
es más fácil el silencio
que permanece en lo eterno
para no tener que beber
más lágrimas ajenas,
algún día seré como la corriente en el agua
y te arrasaré con amor en ella.

Te persigo en las horas
donde dominan las sonrisas,
para no  atreverme a olvidar
lo tanto que me gusta  imaginar
que no existen las palabras tristes,
esas que nos aterran en la noche
donde deseo volver a escuchar
las melodías inocentes de la luz
que vive en tu corazón.

Poesías.
Miguel Adame Vázquez.
15/12/2017.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

¿Me regalan un voto por favor?.

¿Me regalan un voto por favor?. “Han recomendado mi blog para el premio "Blog del Día". Uno de los requisitos que se tiene...