jueves, 21 de diciembre de 2017

Encontrarte a ti.



Para poder encontrarme
he necesitado de ti tantas veces
que he perdido la cuenta de ello,
a veces he necesitado de tus pañuelos
para limpiarme las lágrimas del sufrimiento.

Quizás sentí nunca supe manejar
con sabiduría la vida inata,
y se fue entre los amores
y los sueños que solo nos marcan.

Quizás pensé que mi corazón
siempre encontró
a los perfectos cómplices,
para nunca tener que estar ausente
en el olvido que se extingue
con la inútil espera.

Tal vez creí que siempre fui muy blando
al tratar de enmudecer mi semblante,
como aquella ceniza que después del fuego
que brinca entre las leñas,
entre brasas ardientes
de una bravura al final se apaga,
y se tiñe de polvo esparciéndose
con el viento que pasa.

Tal vez imaginé que solo me bastó
un poco de silencio
para acercarme al enigma
que nunca lo comprende todo,
que huye de un mundo avaro,
miserable y vacío por tanta falta
de amor genuino.

Tal vez no ignoré
a las preocupaciones de la vida,
y luché con toda mi ira
para no tratar de tenerlo todo a la mano,
eso nunca detiene al tiempo que nunca vacila.

Cada centímetro de mí
creyó en tú promesa,
el poder contar historias en forma de prosa,
disfrutar de los versos como el mejor alimento
de una sombra abatida por los momentos oscuros
que siempre tratan de detener
los más hermosos latidos.

Quedarán para siempre esas letras tan tuyas
entre la dicha y la desdicha
que se ordena y desordena
en un caótico instante
de querer vivirlo toda en la vida.

Avancé libremente palpitando alegrías
no todo es dinero,
se requiere ser pobre
para comprender las razones
de tener un repentino vacío
en esa madrugada con frío
en donde el viento, los árboles y el río
te llevan a descubrir que no todo lo he vivido.

Lo he encontrado todo sin el mayor esfuerzo,
sin darme cuenta de ello he descubierto
la verdadera razón
por lo cual estoy aquí,
el verdadero propósito de mi vida.

Para poder encontrarme
primero tuve que encontrarte a ti.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
21/12/2017.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.