jueves, 12 de enero de 2017

La mayoría opta por fingir.



Te encuentras preso en cada uno de tus propios reproches y lo sabes.
Hoy, no habitas más una mentira que inventas con mucho cuidado, esa que todo el mundo la cree.

Y lo sé, porque te has empeñado por muchos años en estar sobre las hojas del tiempo.
Y poco a poco ha sido tu construir una constante de consensos hasta llegar a la bella imagen de ti.

No te ha asentado nada mal el interminable día lleno de desgracias que normalmente acompañan a los que solo pululan historias de terror, de esas que siempre marcan.

Y sigues constante fingiendo sonreír como si no pasara nada en un mundo muy agitado.
Ese que  solo corre y corre y no disfruta de la lluvia o del frío de la noche que cala.

Ya no sientes el corazón con un espléndido sol que traspasa las fronteras de la propia piel y la calienta.

Es triste, pero es muy real.
Fue tu elección, solo tuya.
Pudiste tomar otro camino y liberar el peso de tus grandes tragedias.
Pero no lo hiciste.

Tal vez con ello no serías la estrella que ahora eres y que ilumina el firmamento.
Pero serias feliz.
Serías libre por el resto de tus días.

Aún así, no te culpo.
La mayoría opta solo por fingir.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
12/01/2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.