domingo, 25 de diciembre de 2016

Cuán engañados estamos.


Para mí ya no es un secreto lo que ocultas a los ojos de los demás.
Los otros, vamos por el mundo distrayéndonos.
Observándolo todo, creyendo que nada se nos escapa de la vista.
Creyendo que todo lo tenemos bajo control y que nada realmente nos rebasa.
Pero el mirar todo no es asimilarlo.

Vamos consumiéndonos en cada segundo que nos queda en un montón de banalidades. 
Tratando de impresionar a todos los demás.
Ocultando nuestras propias carencias que nos exigen solo ganar y ganar.
Cuán engañados estamos.

Para ti, todo lo que rodea en la vida es información que se puede usar a conveniencia.
Solo hay una regla inamovible, nadie puede ser más grande que tu figura.

Pero hay algo que no sabes.
Todos son iguales ante Dios.


Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
25/12/2016.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.