domingo, 25 de diciembre de 2016

Cuán engañados estamos.


Para mí ya no es un secreto lo que ocultas a los ojos de los demás.
Los otros, vamos por el mundo distrayéndonos.
Observándolo todo, creyendo que nada se nos escapa de la vista.
Creyendo que todo lo tenemos bajo control y que nada realmente nos rebasa.
Pero el mirar todo no es asimilarlo.

Vamos consumiéndonos en cada segundo que nos queda en un montón de banalidades. 
Tratando de impresionar a todos los demás.
Ocultando nuestras propias carencias que nos exigen solo ganar y ganar.
Cuán engañados estamos.

Para ti, todo lo que rodea en la vida es información que se puede usar a conveniencia.
Solo hay una regla inamovible, nadie puede ser más grande que tu figura.

Pero hay algo que no sabes.
Todos son iguales ante Dios.


Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
25/12/2016.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

Tus secretos

Admiro tu lealtad adolorida no es violenta la voz que suplica un poco de pasión sin sollozos resulta ser tímida al ocultar los reproches...