lunes, 17 de abril de 2017

Ni siquiera sabemos si vamos a vivir mañana.


Ni siquiera sabemos si vamos a vivir mañana.
Es tan estéril la esperanza de un futuro incierto 
Que vagamos en nuestros pensamientos creyendo que lo sabemos todo.
Esa es nuestra apuesta para un mundo moribundo.
La libertad del conocimiento heredado por el cúmulo de años que se fueron marchitando uno tras otro.

Yo solo deseo poder dejar una pizca de mi memoria.
Un pedacito de mi corazón hecho estrofa.
Un remedio casero ante la angustia del dolor que es traicionero.
Quiero poder sentir la adrenalina de una mirada segura.
Y seguir construyendo contigo un poco de mi historia.

Ni siquiera sabemos si vamos a vivir mañana.
Es tan inestable el presente que se tambalea con las dudas de otros.
Que muchas veces nos equivocamos al querer hacer la diferencia por los deseos de los demás.

Aunque el mundo entero se colapse en un súbito golpe.
Nunca cambies tu hermosa herencia.
Sigue adelante pensando que la vida es el mejor tesoro que tienes.
Aún en sus peores momentos, siempre será el mejor lugar para vivir tus más grandes sueños.
Hazlo ahora.
Porque ni siquiera sabemos si vamos a vivir mañana.


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
18/04/2017.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.