jueves, 20 de abril de 2017

Eres un maestro de la mentira.


Eres un maestro de la mentira.
Un pez que nada según la corriente de las cenizas de sus propias miserias.
No te juzgo.
Tu misión siempre fue sobrevivir encima de las alegrías y tristezas de todos los otros.
Nunca te enseñaron otra cosa cuando eras infante.
Pues el hambre no tiene nombre ni apellido.

Ahora sé por qué disfrutas cuando todo mundo me maltrata.
Tú ego crece y se regocija por el genocidio de mi esperanza.
Esa es la condición de tu único refugio.
Sentir que vence tu poder narcisista encima del débil de espíritu.

Pero te equivocas nuevamente.
Siempre seré para ti un león en piel de oveja. 
Un león que te devorará en un descuido.
Porque mis miedos se convirtieron en mis mejores fortalezas.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
21/04/2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.